viernes, 22 de marzo de 2013

Construye tu propio robot aspiradora




Hoy vamos a hablar, a modo de curiosidad, de una revista japonesa de robótica gracias a la cual podéis construir un robot aspirador de sobremesa.




Ya conocíamos la existencia de pequeños robots de sobremesa, pero éste, lo bueno que tiene es que te lo hace tú mism@.

La revista en cuestión se llama Otona no Kagaku (Ciencia para adultos) y está editada por la prestigiosa
firma Gakken, que se dedica a la divulgación científica, fabricación de productos educativos, publicación de libros de texto y enciclopedias.

Otona no kagaku lanza, con cada número de la revista, kits para fabricar juguetes/ingenios electrónicos. Te proporcionan los componentes y la información necesarios para para construir increíbles y divertidos proyectos de Ciencia. En el número 33, el kit que acompaña a la revista tiene todo lo necesario para montar una mini Roomba [sic].

Este robot aspirador está diseñado para usarlo en nuestra mesa de trabajo en la oficina o en la mesa del comedor en casa, para recoger migas, restos de goma de borrar, virutas del lápiz, etc. Y si no sois de los que piensan que el tamaño importa, este aspirador os va a gustar.




- El kit consta de 20 piezas pero NO incluye los tornillos, la cinta adhesiva y el tubo de grasa lubricante que se van a necesitar en el proyecto.

- Se tardan 60 minutos en construirlo. Es un poco ruidoso y su velocidad es aproximadamente 15 cm x segundo.

- Este robot aspirador funciona con 2 pilas de tipo AA y tiene un motor sencillo de corriente contínua. Son los únicos componentes electrónicos del robot.
Es ligero y compacto. Tiene un diámetro de 10,15 cm y una altura de 3,8 cm.




- El motor lleva acoplado un pequeño ventilador, que succiona la suciedad y la manda al depósito pasando previamente por un filtro.




- El interruptor tiene 2 posiciones: sólo ventilador y ventilador más engranajes.
- Carece de cepillo central y de cepillos laterales.

- Si se encuentra un obstáculo o llega al borde de la mesa, cambia de dirección y sigue haciendo su trabajo. Esto se debe gracias a unos sensores de choque y anticaídas, que consisten básicamente en un mecanismo de palanca que se acopla con un tornillo sin fin en el eje de dirección, lo que provoca un desplazamiento lateral del eje y se produce un cambio de engranajes que van acoplados a la rueda del robot, y esto hace que el robot aspirador deje de ir hacia adelante y gira 123 grados durante un segundo hasta que el tornillo sin fin se desconecta y el eje de dirección vuelve a su posición normal, haciendo que el robot aspirador siga un nuevo trazado, aleatoriamente. (¿Qué esperábais?. Recordemos que es un juguete, aunque aspira decentemente) con lo que pasará inevitablemente por zonas que ya ha limpiado.
Se puede ajustar la sensibilidad del sensor de colisión mediante el cambio de la posición de una pequeña palanca situada en el interior del robot.

- La boca de succión, lógicamente, es bastante pequeña. Mide 3,2 cm de largo y su abertura es sólo de 3,8 mm. Pero es suficente para recoger migas, hilos o polvo.

Referencia: robotsaldetalle

Tags:

Ude

Eduardo Parada Pardo

Soy desarrollador e investigador en robótica, me gusta aprender nuevas tecnologías y todo lo relacionado con el mundo de la robótica. Si te gusta este blog, no dudes en preguntar cualquier duda.

0 comentarios:

 

Productos y tecnologias usadas en este blog:

  • No te pierdas ninguna entrada

    Subscribete aquí en nuestro newsletter y ¡no te pierdas nada!

    Copyright © LuneGate™ is a registered trademark.
    Designed by Templateism. Hosted on Blogger Platform.